"Watson" de IBM hace posible los Cognitoys: Juguetes con inteligencia cognitiva

Gadgets, Wearables e Innovación

Por Sophimania Redacción
20 de Febrero de 2015 a las 15:35
Compartir Twittear Compartir
"Watson" de IBM hace posible los  Cognitoys: Juguetes con inteligencia cognitiva

Todos nuestros dispositivos electrónicos se vuelven más “inteligentes” día con día, pero algunos de ellos se habían quedado relegados, como los juguetes. Quizás ésta es la razón que lleva a la empresa Elemental Path a desarrollar un pequeño dinosaurio de juguete que tiene como principal atributo el poder de la supercomputadora Watson de IBM.

Esto no es ni descabellado ni tampoco sorpresivo; el año pasado IBM lanzó un servicio de computación en nube basada en su plataforma Watson para desarrollar aplicaciones con la enorme capacidad de procesamiento de datos y su habilidad para interpretar lenguaje natural gracias a un concepto conocido como machine learning(aprendizaje de máquina).

Básicamente el aprendizaje de máquina es una rama de la inteligencia artificial que permite a las computadoras aprender en torno a los resultados de los procesos que llevan a cabo para hacerlos cada vez mejor o lograr niveles de sofisticación cercanos a los que tenemos los humanos.

 

 

watson 2

Foto: KICKSTARTER

 

 

Gracias a la apertura de IBM, la compañía Elemental Path trata de lanzar al mercado una línea de juguetes denominados Cognitoys. El primero de ellos es un dinosaurio capaz de entablar conversaciones con los niños, e incluso es capaz de adoptar distintas personalidades para adaptarse mejor al niño que lo utiliza.

Además, es capaz de reconocer las habilidades del menor, por ejemplo, distinguir con base en sus conversaciones si recién comienza a utilizar ciertas palabras y de esta forma ayudarle a reforzar su aprendizaje.

Lograr que una computadora pueda tener las características de este juguete costaría millones y su precio al público final sería exorbitante. Pero con una simple conexión Wi-Fi el Cognitoy podrá tener potencia de sobra gracias a la plataforma de IBM.

 

 

Fuente: El Mundo, Live Science


Compartir Twittear Compartir