Google está dispuesto a pagarte para que dejes de usar Microsoft Office

Internet, TICs y Startups

Por Sophimania Redacción
22 de Octubre de 2015 a las 11:10
Compartir Twittear Compartir
Google está dispuesto a pagarte para que dejes de usar Microsoft Office

A pesar del impresionante crecimiento de Google, este aún no ha podido superar a Microsoft Office como el software favorito en las computadoras personales y empresas. Por eso ahora está preparando un ataque intentando golpear a su rival de toda la vida, donde más le va a doler.

 

Google está ofreciendo cientos de miles de dólares en subscripciones a “Google for Work” a los usuarios que dejen de usar Microsoft Office.

Google work body

 

Si alguien está pensando desinstalar su office para instalar Google for Work, no tan rápido. Porque la oferta está dirigida solo a empresas y agencias de gobierno. Si dejan Microsoft, Google les dará gratis un paquete de su software, el cual es igual al Office y por el que usualmente pagarían entre $ 5 a $ 10 por usuario al mes.

 

Esta oferta estará abierta para los próximos seis meses en los EE.UU. y con el tiempo se extenderá a otros países. Además, como incentivo adicional, Google pagará hasta $ 75.000 en gastos generados por hacer el cambio de software. Aunque está limitando el uso gratuito a 3.000 personas por cliente.

 

Es evidente que Google está tratando capitalizar la base de suscriptores de Microsoft Office, y no es difícil ver por qué. La división de Office generó $23.5 mil millones en ingresos el año pasado. Mientras que Google for Work ha tenido un desempeño modesto.

 

La publicidad digital sigue representando casi la totalidad de los ingresos de Google, que ascendieron a $ 66 mil millones el año pasado. Sin embargo el gigante de los buscadores está intentado obtener ingresos en otros frentes como con el lanzamiento de YouTube Red y ahora Google for Work.

 

Microsoft, con sede en Redmond, Washington, también ha estado tratando asaltar el dominio de Google en las búsquedas por Internet y la publicidad durante la última década, pero ha tenido poco éxito.


Compartir Twittear Compartir