Crean material que imita la fotosíntesis para crear energía limpia

Redes Sociales

Por Sophimania Redacción
10 de Noviembre de 2015 a las 13:42
Compartir Twittear Compartir
Crean material que imita la fotosíntesis para crear energía limpia

Investigadores de la Universidad Estatal de Florida han descubierto una manera de usar la birnesita (óxido de manganeso) para capturar la luz del sol y luego utilizar esa energía para crear una reacción de oxidación, descomponiendo el agua (H2O) en hidrógeno (H) y oxígeno (O2). En el mundo natural la oxidación se produce durante la fotosíntesis, y replicando esta parte del proceso, podríamos ser capaces de producir energía de manera sencilla, práctica y limpia.

 

"En teoría, esta debería ser una fuente de energía autosostenible", dijo José L. Mendoza-Cortés, profesor asistente de ingeniería química. "Quizás en el futuro, uno podría poner este material en el techo y podría convertir el agua de lluvia en energía con la ayuda del sol." La buena noticia es que este sistema no tendría una huella de carbono, por lo tanto no generaría ningún impacto negativo en el medio ambiente. "No se va a generar dióxido de carbono o residuos", dijo Mendoza-Cortés.

 

Una vez producido, el hidrógeno puede ser usado como combustible y quemado con el oxígeno para formar H2O, liberando energía en el proceso. Usualmente para poder crear combustible de hidrógeno se deben quemar combustibles fósiles, es por eso que este nuevo método es tan prometedor.

 

Debido a que el proceso de descomposición requiere de agua y sol, los investigadores se enfrentaron a dos retos iniciales: buscar un material que no se oxide y que no sea demasiado caro de fabricar. La solución que se le ocurrió a Mendoza-Cortés y su equipo, y que se describe en su artículo en The Journal of Physical Chemistry, fue la de desarrollar un material de varias capas de óxido de manganeso.

 

Sin embargo, fue cuando retiraron una a una las múltiples capas hasta llegar a una sola capa que se dieron cuenta de lo que estaban buscando. Cuando lo hicieron, el material fue capaz de atrapar la luz a un ritmo mucho más rápido. El hecho de que sea una sola capa la necesaria para producir energía hace que las aplicaciones en el mundo real sean más baratas y fáciles de fabricar.

 

Aún no sabe cuándo se comenzará a comercializar este nuevo material, pero los investigadores creen que puede ser usado en generadores de energía doméstica en la azotea o en áreas donde la ausencia de sol y viento sea compensada por la lluvia.


Compartir Twittear Compartir