Científicos crean modelo de biocomputadora

Robótica e Inteligencia Artificial

Por Sophimania Redacción
3 de Marzo de 2016 a las 17:47
Compartir Twittear Compartir
Científicos crean modelo de biocomputadora

Un equipo de investigación multinacional a través de dos continentes, cuatro países, y después de diez años de fabricación, han creado un modelo de un superordenador que se ejecuta con la misma sustancia que los seres vivos utilizan como fuente de energía.

Los seres humanos y prácticamente todos los seres vivos dependen de trifosfato de adenosina (ATP) para proporcionar la energía que nuestras células necesitan para realizar sus funciones diarias. La computadora biológica creada por el equipo dirigido por el profesor Dan Nicolau, Presidente del Departamento de Bioingeniería en McGill, también se basa en el ATP para poder funcionar.

El equipo biológico es capaz de procesar la información muy rápidamente y funciona con precisión utilizando redes paralelas como las súpercomputadoras electrónicas contemporáneas. Además, el modelo es de un tamaño mucho más pequeño, utiliza relativamente menos energía, y funciona usando proteínas que están presentes en todas las células vivas.

La arquitectura de la bio-supercomputadora es análoga a la de una ciudad organizada y funcional. En una ciudad, los autos de diferentes tamaños propulsados ​​por motores de diferentes configuraciones circulan a través de las carreteras. Comparativamente, en el modelo del bio-ordenador, cadenas cortas de proteínas transcurren alrededor del circuito de una manera ordenada, con su movimiento impulsado por el ATP a través de canales que son grabados durante la fabricación.

El chip del modelo es un cuadrado de 1,5 cm y a diferencia de los superordenadores electrónicos casi no se calienta. Eso puede llevar a superordenadores biológicos que son aproximadamente del tamaño de un libro.

Este es un salto importante porque las supercomputadoras tradicionales consumen grandes cantidades de electricidad, energía y espacio. Los superordenadores contemporáneos utilizan electricidad para propulsar los electrones en sus microchips, lo que conduce a la acumulación de gran cantidad de calor. Luego ese mismo dispositivo vuelve a necesitar electricidad para enfriarse.

La bio-supercomputadora fue capaz de hacer frente a un complejo problema matemático clásico muy eficaz utilizando el tipo de computación paralelo empleado por los superordenadores.

En un futuro próximo, el equipo explorará otras maneras de impulsar la investigación más allá y habrá identificado las áreas donde estos avances son posibles, por ejemplo, el uso de un agente biológico diferente o la construcción de un equipo híbrido que combina la bio-informática y un ordenador electrónico convencional antes de producir un bio super-equipo a gran escala.

 

FUENTE: MCGILL, THELATESTNEWS  


#atp #biocomputadora
Compartir Twittear Compartir