Le sale competencia a Tesla en la fabricación de baterías

Apps y Software

Por Sophimania Redacción
8 de Septiembre de 2016 a las 14:36
Compartir Twittear Compartir
Le sale competencia a Tesla en la fabricación de baterías
Era cuestión de tiempo para que le salga competencia a la Powerwall de Testa. Foto: Tesla

Desde el 2016 Elon Musk ha estado intentando cambiar la matriz energética de una basada en hidrocarburos a una basada en energías renovables. El primer paso para llegar a esa meta fue fundar Tesla Motors, la ahora famosa compañía de carros eléctricos.

Luego, Musk decidió entrar al campo de las baterías para almacenar esa energía eléctrica, no sólo para los autos sino también para casas. Al comienzo Musk estuvo solo, pero en los últimos meses le ha salido competencia y otras empresas han comenzado también a desarrollar baterías.

Según Bloomberg, el fabricante chino de automóviles eléctricos BYD planea producir celdas que puedan producir hasta 34 gigavatios-hora, muy cerca a los 35 gigavatios-hora que planea producir la Gigafactoría de Tesla cada año al 2020. Otra firma china, Contemporary Amperex Technology, tiene la intención de producir 26 gigavatios-hora en una primera etapa. Además de otras compañías queriendo entrar en el sector. Si se cuenta las empresas que comenzarán a reciclar las baterías es posible que para el 2020 tengamos más de 130 gigavatios-hora.

byd_batt.jpg
La automoriz china BYD se presenta como seria competencia a Tesla Motros. Foto: Internet

Toda esa cantidad hace que producción de baterías de Tesla se vea como solo un pedazo pastel en todo el mercado. Este gran volumen significa que los precios deberían bajar. De hecho, un análisis realizado por Bloomberg New Energy Finance (BNEF) sugiere que los precios podrían caer a 262 dólares por kilovatio-hora en 2020, y a 126 dólares por kilovatio-hora en 2030.

Eso es quizá una mala noticia para la línea inferior de los fabricantes de baterías. De hecho, Bloomberg lo compara con el destino al que se han enfrentado los fabricantes de celdas solares, en donde una inundación del hardware derrumbó su precio en más del 60% en tan sólo cinco años.

Pero, aunque pueda sonar a mala noticia para algunos, este escenario es muy prometedor para el mercado de vehículos eléctricos de forma más general. El año pasado, un equipo de académicos publicó una investigación que sugiere que cuando los precios de las baterías lleguen a 150 dólares por kilovatio-hora, podremos ver "un potencial cambio de paradigma en la tecnología de los vehículos". Si los números de. BNEF son correctos, la década de 2020 podría ser la década en la que los coches eléctricos por fin se masifiquen.

Después del escándalo del año pasado, Volkswagen parece estar decidido a limpiar su imagen y planea subirse al coche de los autos eléctricos. El fabricante de automóviles ha anunciado que ha firmado un acuerdo con su par chino Jianghuai Automobile para explorar la producción de vehículos eléctricos en China. Espera vender un millón de vehículos eléctricos al año 2025.

Por supuesto, Elon Musk es aún más ambicioso, y tiene razón de estar tan preocupado por la producción de baterías si lo que quiere es cumplir sus propios objetivos. Con alrededor de 400.000 pedidos anticipados para su próximo Model 3, bajar los precios en los próximos años es probablemente la única oportunidad que tiene de hacer que el vehículo sea un éxito.

Aún está por verse  si es que Tesla puede satisfacer esos pedidos anticipados. Pero a juzgar por el rápido aumento gradual de la producción, la compañía está al menos haciendo su parte para dinamizar una industria manufacturera que ayudará a garantizar el futuro de los vehículos eléctricos, y de pasada del medio ambiente.

FUENTES: MIT REVIEW, BLOOMBERG 


#tesla #powerwall #bateria #byd
Compartir Twittear Compartir