Terapia conductual temprana sería más eficaz que la medicación en el déficit de atención

Cerebro y Neurociencias

Por Sophimania Redacción
22 de Febrero de 2016 a las 08:25
Compartir Twittear Compartir
Terapia conductual temprana sería más eficaz que la medicación en el déficit de atención

Los niños con déficit de atención mejoran más rápido cuando el primer tratamiento que reciben es terapia de comportamiento e instrucción en habilidades sociales básicas, en comparación a la temprana medicación, según dos nuevos estudios publicados en 2 artículos de la revista Journal of Clinical Child & Adolescent Psychology.

La eficacia del enfoque en la terapia conductual podría cambiar la práctica médica estándar que favorece el uso de estimulantes como Adderall y Ritalin como tratamientos de primera línea. La nueva investigación. "Hemos demostrado que la secuencia en la que se aplican los tratamientos hace una gran diferencia en los resultados", dijo William E. Pelham, de la Universidad Internacional de la Florida, líder del estudio con Susan Murphy, de la Universidad de Michigan. "Los niños que comenzaron con la terapia de modificación del comportamiento (o terapia conductual) tuvieron mejores resultados que aquellos que comenzaron con medicación, no importa si al final se hiciera una mezcla de intervenciones".

Otros expertos advirtieron que este estudio se enfoca en los cambios conductuales, y que no mide algunos otros efectos positivos que tiene la medicación,  estudio de la conducta, pero no otras habilidades que los medicamentos pueden mejorar rápidamente, como la atención y el rendimiento académico.

El estudio incluyó a 146 niños con TDACH (trastorno de déficit de atención) que fue diagnosticado entre los 5 a 12 años. Se les asignó al azar a una dosis baja de Ritalin genérico y la otra mitad no recibió medicación, pero sus padres comenzarón a asistir a reuniones de grupo para aprender técnicas de modificación del comportamiento.

La modificación del comportamiento para esta condición se basa en un relativamente simple sistema de recompensas y consecuencias. Los padres recompensan a los actos buenos o cooperativos, o pueden retener privilegios, como el tiempo de juego, o hacer cumplir un "tiempo fuera" en respuesta al desafío y malas conductas. Además, es importante aprender a ignorar las conductas negativas que buscan llamar la atención.

Los investigadores hicieron que los padres y profesores de los niños clasificaran sus comportamientos, y grabaran algunos problemas de disciplina. La evaluación de la escuela incluye una "tarjeta de informe diario" que describe el día del niño.

Después de dos meses, si un niño no había mejorado, se le asignaba al azar dos tratamientos: una versión más intensa del tratamiento o un suplemento añadido (como la adición de una dosis diaria de medicamentos). Alrededor de dos tercios de los niños que comenzaron con la terapia de comportamiento necesitaron dosis de refuerzo, y alrededor del 45 % de los que comenzaron la medicación, lo hizo. Sin embargo, los padres que comenzaron con terapia y no los que la recibieron luego fueron los que menos fallaron a la hora de aplicar las normas conductuales en casa

Una razón probable, según los autores del estudio, es que los padres que iniciaron con el tratamiento médico estaban menos interesados en seguir con las clases de terapia conductual, que involucraba ocho sesiones de grupo durante el año y una clase individualizada. "La modificación de la conducta implica un montón de trabajo, y pueden haber pensado, 'Bueno, no va a hacer mucha diferencia'", dijo el Dr. Pelham.

En un documento separado, el Dr. Pelham y un conjunto diferente de autores compararon los costos de las diferentes secuencias de tratamiento, teniendo en cuenta el precio de los medicamentos, el tiempo de los padres y de los médicos. Hacer que los niños y sus padres comiencen con el tratamiento conductual y luego opten por la medicación, si es necesario, tiene un costo promedio de $ 700 dólares menos al año que el tratamiento habitual, en la que un médico escribe recetas y supervisa periódicamente el comportamiento, encontró el equipo.

 

 

FUENTE: NY Times


#tdah #hiperactividad #terapia
Compartir Twittear Compartir