Nuevos cultivos no soportan el calentamiento global

Cambio Climático y Desastres

Por Sophimania Redacción
22 de Junio de 2016 a las 15:02
Compartir Twittear Compartir
Nuevos cultivos no soportan el calentamiento global
El calentamiento global está trayendo consecuencias antes de lo previsto. Foto: Standford

Un estudio afirma que las temperaturas están aumentando más rápido que el desarrollo de variedades de cultivos con la capacidad de hacerle frente al calentamiento del planeta y estos cultivos podrían caer dentro de una década, a menos que se tomen medidas para acelerar la introducción de nuevas variedades.

En África, los investigadores encontraron que puede tomar entre 10 a 30 años antes de que los agricultores puedan producir una nueva variedad de maíz. Para el momento que se plantan estos nuevos cultivos, se enfrentan a un ambiente más cálido del que se habían desarrollado en primer lugar.

Los científicos detrás del estudio, publicado en la revista Nature Climate Change, siguieron de cerca el impacto de los aumentos de temperatura en la duración del cultivo (el período de tiempo entre la siembra y la cosecha) y se encontraron con que en un mundo más cálido las duraciones serán más cortas. Estas variedades tendrán menos tiempo para acumular biomasa y los rendimientos podrían verse afectados.

En su artículo, los investigadores escriben que algunas regiones la duración del cultivo será significativamente más corta ya en 2018, pero para el 2031, se verá afectada la mayoría de las zonas productoras de maíz de África.

"Los cambios reales en el rendimiento pueden ser diferentes pero este efecto existe, el impacto de este cambio en la duración ocurrirá a menos que se produzcan cambios", dijo el autor principal, el profesor Andy Challinor de la Universidad de Leeds. "Las duraciones serán más cortas de para lo que fueron sembrados los cultivos, para el momento en que estén en el campo estarán, en términos de temperatura, desactualizados".

Las nuevas variedades de maíz necesitan entre 10 a 30 años de desarrollo antes de que estén listas para ser cultivadas por los agricultores. Los científicos dicen que el retraso se debe a una combinación de factores, como el número limitado de cultivos que pueden crecer en una temporada, la necesidad de que el gobierno apruebe las pruebas y también hay una serie de problemas de acceso a los mercados que pueden aumentar el tiempo que toma antes de que los agricultores tengan las nuevas semillas listas para plantar.

Aumentar la velocidad de desarrollo es importante, pero de acuerdo con el profesor Challinor, también es hacer suposiciones más inteligentes sobre las condiciones futuras. "Podemos utilizar los modelos climáticos para saber cómo serán las temperaturas. Entonces podemos poner esas elevaciones de temperatura en los invernaderos y luego podemos sembrar los cultivos a esas temperaturas. La gente está empezando a hacerlo, pero esta investigación proporciona la evidencia concreta sobre la necesidad de ello", dijo a la BBC.

Los investigadores también están trabajando en el impacto del estrés por calor en los cultivos de Zimbabwe, Kenia y Etiopía. Los datos de estos ensayos están siendo utilizados para identificar las especies que podrían hacer frente a condiciones más cálidas.

Otra forma de acelerar las cosas es a través de la modificación genética (GM) "GM hace algunas cosas más rápido, por lo que se obtiene una nueva variedad de cultivo más rápido", dijo el profesor Challinor. "Sin embargo esto está dentro de la categoría “experimentos” y seguiría sin ayudar a los agricultores a acceder a las semillas y los mercados, el problema se mantendrá incluso para un mágico cultivo transgénico".

De acuerdo a otros especialistas familiarizados con el estudio, mejores técnicas y más dinero son las claves para la investigación. "La inversión en la investigación agrícola para el desarrollo y la difusión de nuevas tecnologías de semillas es una de las mejores inversiones que podemos hacer para la adaptación climática", dijo el Dr. Andy Jarvis, del Centro Internacional de Agricultura Tropical.

"Los fondos de cambio climático podrían ser utilizados para ayudar a los agricultores a mantenerse varios pasos por delante del cambio climático, con importantes beneficios para la seguridad alimentaria mundial". Los investigadores creen que el estudio también tiene implicaciones más allá de África, especialmente para el maíz que crece en regiones de los trópicos.

 

FUENTES: BBC, SCIENCE DAILY


#calentamiento global #maiz
Compartir Twittear Compartir